Tengo varices vaginales, ¿puedo tener un parto natural o mejor una cesárea?

Posted on

Ambos factores favorecen la aparición  de las varices en vulva y en piernas.

Si la congestión es mayor y la sangre no circula correctamente, por la presión y el volumen del útero, terminará ocasionando varices vulvares. La aparición de varices  en vulva puede asociarse a hemorroides y a varices en las piernas. Desde las primeras semanas del embarazo, la zona genital va a  sufrir una serie de cambios. Las varices vulvares, suelen ir acompañadas de incomodidad, sensación de pesadez en la zona genital, a veces prurito e incluso dolor. En otros casos, el médico recomienda medidas farmacológicas como flebotónicos a partir del segundo trimestre de embarazo, para aliviar los síntomas. No se han encontrado estudios clínicos que comparen el parto vaginal con la cesárea en pacientes con varices vulvares. De ello podemos deducir que, aun siendo frecuentes, las varices no las produce el embarazo, sino que éste actúa como factor desencadenante en mujeres con predisposición a  presentarlas. Si existen varices previas al  embarazo, la gestación suele empeorarlas. Las varices vaginales no pasan desapercibidas: lo que sentirás es una presión en el área de la vulva, especialmente cuando estés parada o camines, que puede hacerse muy molesta.

¿Qué causa la aparición de varices durante el embarazo?

  • A nivel de la vulva: varices vulvares.
  • A nivel del ano o del recto: hemorroides.
  • A nivel del escroto: varicocele.

Hay incluso fajas especiales para evitar las venas varicosas o varices vaginales.

Las varices vulvares aparecen en el 10% de las mujeres embarazadas, generalmente durante en mes 5 de un segundo embarazo. Las varices vulvares no son cauda de un aumento del volumen circulatorio durante el embarazo, sino por el aumento de los niveles de estrógeno y progesterona. Muy a menudo, las varices vulvares desaparecen un mes después del parto. Las venas varicosas de la vulva (también conocidas como “varices vulvares”) crecen en los labios externos de la vagina. La hormona progesterona del embarazo debilita las paredes de las venas y crece el mayor suministro de sangre a la zona que las acaba hinchando. Además de no resultar agradables a la vista, las varices vulvares pueden hacerte sentir incómoda y provocar dolor en la vulva. Las varices vulvares no causan ningún problema en el desarrollo y proceso del nacimiento y deben desaparecer a los pocos días del nacimiento del bebé. Para aquellas con varices en las piernas, el tratamiento también se retrasa hasta finalizar el embarazo. Muy a menudo, las varices vulvares desaparecen de un mes después del parto.

Cómo prevenir la aparición de varices en el embarazo

  • ¿Y las varices en las piernas?

El sangrado durante el parto se asocia con desgarros vaginales o una episiotomía; presentan hemorragias internas en la formación de un hematoma, que afecta principalmente a los labios mayores.

varices vulvares no son una indicación para un parto por cesárea. varices vulvares tienden a desaparecer espontáneamente después del parto, y rara vez persistirá un mes más tarde. 10-13 Durante el embarazo Se solicita ecografía Doppler en los casos de: 1. várices vulvares de inicio precoz (primeros dos meses de un primer embarazo), para buscar una malformación. Fuera del embarazo, Se solicita ecografía Doppler para: 1. mapeo Pre-tratamiento con el cribado para detectar un punto de fuga entre las várices vulvares y la cavidad abdominopélvica. 20,21 El tratamiento es sintomático durante el embarazo, y curativo después si persisten las varices. Lo mejor es prevenir las varices, para no tener que enfrentarnos a complicaciones durante el embarazo. Algunas pautas nos ayudan a prevenir las varices, o a disminuir sus molestias si ya las padecemos: Generalmente las varices provocadas por el embarazo no son severas. Las várices vulvares se desarrollan durante el embarazo, generalmente a partir del quinto mes de un segundo embarazo. Una acumulación de sangre en las venas de la vulva, dan lugar a las várices vulvares, que también pueden dar lugar a la generación de estas en las piernas.

embarazo primeros sintomas cuando aparecen : artículos seleccionados sobre embarazo primeros sintomas cuando aparecen

  • “Maternidad y Parto. Nuestras ancestras y nosotras”. Varios Autores. Editorial: CENIEH. Junta de Castilla y León

Dada la extensa zona en la que se encuentran estas venas, las varices vulvares se pueden encontrar en cualquiera de estos puntos.

Cuándo el bebé está muy grande y pesa demasiado para el cuerpo de la madre, se comienzan a crear pequeñas venas varicosas en la zona de la vulva. Durante el embarazo, cualquier mujer debe tener en cuenta que este tipo de varices no se deben tratar. Para ayudar a que estas varices no aparezcan durante el embarazo, es muy importante que lleves la ropa adecuada. A la hora del parto, este tipo de varices no da problemas y tampoco representa un riesgo para la madre o el bebé. Aunque cada caso es diferente, no existe ningún tipo de contraindicación previa para que una mujer pueda llevar un embarazo completamente normal, aunque cuando dichas varices estén muy dilatadas. Para muchas madres que tienen las varices vulvares, uno de los principales miedos es saber si éstas están muy dilatadas causarán problemas o no a la hora del parto. Tanto la vagina como la vulva experimentan algunos cambios durante los nueve meses de embarazo, como inflamación, cambio de pigmentación o aumento del flujo vaginal. Cambios en la vagina durante el embarazo En la gestación se incrementa la elasticidad de la vagina y aumenta el flujo (espeso y blanco). Cambios en la vulva en la gestación En el embarazo se produce inflamación y aumento de la pigmentación de la vulva.

Tengo varices vaginales, ¿puedo tener un parto natural o mejor una cesárea?

Con frecuencia aparecen varices vulvares, que no requieren ningún tratamiento específico, salvo evitar permanecer demasiado tiempo en la misma posición, ya sea de pie o sentada.

¿Las varices vulvares suponen un inconveniente para el parto vaginal? ¿Qué mecanismos están implicados en la aparición de varices durante el embarazo? Los genitales suelen volver a su color natural tras el parto. El estreñimiento, habitual en el embarazo, y la presión del útero sobre el aparato digestivo pueden inflamar las venas que rodean el ano, causando dolor e incluso sangrado. Compartir Las varices vulvares son muy frecuentes durante el embarazo, y aún más si hay varices uterinas, debido al aumento de la presión venosa en esta localización. El tratamiento específico del suelo pélvico adquiere especial relevancia debido a la carga que soporta durante todo el embarazo y el traumatismo que sufre en el parto. Tanto el embarazo como el parto van a marcar el futuro de tu suelo pélvico, por ello debes hacer especial hincapié en su cuidado y su preparación ante el parto. Las varices que aparecen durante el embarazo desaparecen espontaneamente algunos meses después del nacimiento del bebé. • El aumento del flujo venoso durante el embarazo o la ovulación hace que las venas del aparato genital femenino cambien.

Causas de las varices vulvares en el embarazo

• Desarrollo de hemorroides y varices en la vulva y las piernas.

Estas varices vulvares llegan a aparecer en el 4% de los embarazos, sobretodo a partir del tercer trimestre. Hay que saber que estas varices son molestas pero no peligrosas, y suelen desaparecer después del parto. Casi siempre desaparecen tras el parto o cesárea en pocas semanas por lo que mientras estás embarazada lo mejor es controlar aquellos factores que contribuyen a la aparición de varices. Bibliografía: • “Embarazo y parto natural” Dra. • “Embarazo y parto: todo lo que necesitas saber para torpes” Emilio Santos Leal. Las varices son solo un problema estético y no serán ningún problema mayor durante el embarazo ni durante el parto. Suelen empeorar conforme avanza el embarazo, aunque después del parto pueden mejorar en gran medida, hasta los 3-6 meses del parto. Las varices preexistentes al embarazo generalmente no mejorarán. Hay algunas modalidades clínicas de presentación típica en las mujeres gestantes, que son las varices vulvares, vaginales y perineales. En general, aunque incómodo, las venas varicosas no plantean ninguna amenaza seria, pero como con todos los cambios durante el embarazo, debería mantenerlas vigiladas. El embarazo y el parto son una de las causas principales de disfunciones del suelo pélvico, como por ejemplo, incontinencia urinaria, incontinencia anorrectal o prolapsos de órganos pélvicos. El aumento de peso y la dilatación que sufre el periné durante el embarazo debilitan la musculatura de la zona. La fisioterapia durante el embarazo y el postparto ayudan a prevenir las posibles disfunciones del suelo pélvico tras el parto y favorecen la recuperación de las mismas.